Ficha técnica:

Título: Cuando el mundo se tambalea: La primavera de Pekín en Tiananmen.

Año: 2010.

Director: Jean Louis Molho, Alain Fuster, Paul Villatoux.

Guionista: Jean Louis Molho, Alain Fuster, Paul Villatoux.

Productora: Doc Story, Planète (Francia).

Género: Documental.

Comentario:

Serie documental de 26 programas que profundiza en los momentos fundamentales de la historia contemporánea. “Cuando el mundo se tambalea” es una obra definitiva que incluye reconstrucciones por ordenador, entrevistas e imágenes de archivo para una mejor comprensión del mundo y su historia durante la segunda mitad del siglo XX. Cada episodio se estructura con una breve introducción, una presentación cronológica de los hechos, entrevistas a los actores clave y un análisis con los problemas problemas o casusas de los hechos y las consecuencias futuras que generaron.

Tras haber transcurrido más de dos décadas de los sucesos ocurridos en la plaza Tiananmen se muestra como necesario hacer una retrospectiva sobre los profundos cambios que vivió China durante la década de 1980.

A pesar de que en el imaginario colectivo están las protestas de Tiananmen como el máximo referente, incluso único, de las protestas y lucha de la sociedad civil en China, en 1978 ya se produjeron importantes manifestaciones representadas por el movimiento de la nueva democracia. Por entonces, un joven Wei Jingsheng pegaba un cartel en el muro de la Avenida de Chang’an en Pekín donde podía leerse “La democracia, la quinta modernización”.

En estos momentos, durante principios de la década de 1980, parecía que Deng Xiaoping apoyaba las manifestaciones de forma velada, ya que los manifestantes demandaban reformas económicas y una renovación del PCCh, muy acorde con las reformas que desarrollaría más tarde.

A partir de la llegada de Deng Xiaoping a la presidencia de la República Popular China comenzó un profundo período reformista que afectó a la economía, la agricultura, la industria, y hasta a el propio Partido Comunista de China (PCCh). Sin embargo, las protestas fueron en aumento y acabaron cristalizando durante los primeros días de junio de 1989.

Con la apertura y la mayor facilidad para acceder a la información exterior, muchos veían occidente y el gran éxito económico de Taiwán, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur como un modelo a seguir.

Las reformas continuaban al igual que las manifestaciones.  En 1987  Zhao Ziyang y Li Pen sustituyen a Fang Lizhi y Hu Yaobang, que son reprendidos por no controlar las manifestaciones. Deng Xiaoping dimite del Comité Central pero conserva la Comisión de Asuntos Exteriores y dirige el Comité de Sabios (viejos cuadros del Partido que habían sido jubilados).

La gran agitación política y social durante el transcurso de las manifestaciones,  y la posterior oleada de detenciones y represión policial, marcaron el final y el inicio de un nuevo período en la historia de China, basado en un aperturismo económico que ha supuesto el signo más representativo de China en las últimas dos décadas.  

Datos de interés:

También puedes escuchar solo el audio.